top of page

Market Research Group

Public·35 members
Beau Wright
Beau Wright

Pueblo Enfermo De Alcides Arguedas PDFl



Arguedas había leído a pensadores de la degeneración como Gustave LeBon antes de su primer viaje a Europa en 1903. Sin embargo, fue este viaje el que solidificó su visión del problema nacional. Su paso por España y su contacto con los regeneracionistas españoles (Altamira, Ganivet, Maeztu, Costa), dedicados a explorar las causas profundas de la crisis de España, lo convencieron de su misión. En el lenguaje médico-biológico de la época, que concebía a las naciones como organismos, Arguedas, como tantos otros intelectuales hispanoamericanos del período [2], sería el doctor encargado de diagnosticar los males del pueblo enfermo y proponer una terapeútica [3]. Esta misión intelectual era ambiciosa, pues Arguedas consideraba su análisis del pueblo enfermo como una contribución no sólo al análisis del continente hispanoamericano sino también al de países que, libres de mescolanzas europeas, tenían problemas debidos al clima, la educación, la herencia:




Pueblo Enfermo De Alcides Arguedas PDFl


DOWNLOAD: https://www.google.com/url?q=https%3A%2F%2Furlcod.com%2F2u28x2&sa=D&sntz=1&usg=AOvVaw3gz_xz20BBcl3LWE8xUUxL



En lo que jamás vaciló Arguedas fue en su postura moralista. Sus novelas eran, por ello, melodramas. El melodrama fue el modo narrativo preferido de los escritores latinoamericanos del fin de siglo, debido a su flexibilidad para narrar cuestiones del deseo y sus excesos en sociedades inestables, en flujo [5]. Las novelas fundacionales del XIX pueden leerse como alegorías de la nación que proponen modelos de armonía social a través de alianzas familiares entre razas y clases: son narrativas románticas en las que el deseo tiene un fin utilitario, se halla subordinado a los proyectos liberales de construcción nacional [6]. Los acelerados cambios en la sociedad del fin de siglo atacan este modelo; lo que pasa a primer plano en escritores como José Martí y Mercedes Cabello de Carbonera son los problemas causados por el descontrol del deseo, para los cuales el melodrama era un modo narrativo más apropiado que el romance. Para Arguedas, el melodrama era atractivo porque permitía simplificar la confusión social en una maniquea lucha entre la virtud y el vicio, ante la cual era fácil adoptar una postura moral. Su uso del discurso de la degeneración complicó este panorama, pues en sus novelas incluso la virtud resultaba, de un modo u otro, degenerada. El melodrama arguediano es la visión de un pueblo en el que todos están enfermos, en el que lo que lo único que cambia es la gradación de la enfermedad.


About

Welcome to the group! You can connect with other members, ge...

Members

bottom of page